PPCyL
Breves

Castilla y León garantiza el acceso al deporte y al ejercicio físico en igualdad de oportunidades

Ley de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León,

El Pleno del Parlamento autonómico aprueba la Ley de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León que busca garantizar el acceso de todos los castellanos y leoneses a la actividad deportiva y al ejercicio físico en igualdad de condiciones y de oportunidades

El Pleno de las Cortes aprobó hoy la Ley de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León,  que según la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, es una norma “moderna, ambiciosa y global” porque refleja la realidad más actual de la práctica deportiva y reconoce el deporte popular. Además, subrayó que da acceso a todos los castellanos y leoneses a la actividad deportiva y al ejercicio físico en igualdad de condiciones y de oportunidades. “Hoy comienza una nueva etapa para la actividad físico deportiva en la Comunidad”, afirmó.

El texto trata de actualizar la Ley del Deporte, aprobada en 2003, ante el proceso de cambio que ha experimentado el deporte y el ejercicio físico. “16 años de vigencia han contribuido al desarrollo de la práctica deportiva pero ahora contamos con una sociedad más activa y la práctica deportiva ha sufrido una importante transformación”, expuso. En ese sentido, García Cirac citó el incremento de los índices de participación en edad escolar, el deporte federado y otras formas como el deporte popular. También abogó por regular las profesiones de la actividad deportiva, sin olvidar que era necesario adaptarse a las leyes estatales en cuestiones como la enseñanza y el dopaje.

Entre las novedades, se introduce un paquete de nuevas medidas de buena gobernanza en las federaciones deportivas, impulsando la transparencia, así como la asunción obligatoria de un código de buen gobierno. También se integran nuevos instrumentos de fomento, desarrollo y modernización de la práctica deportiva, como la nueva forma asociativa de club deportivo popular y la posibilidad de secciones deportivas dentro de entidades públicas o privadas, la nueva licencia deportiva escolar, que será gratuita y la posibilidad de licencia deportiva popular para los deportistas no federados o el aprovechamiento de las instalaciones deportivas de los centros escolares.

Se regulan, de una manera mucho más precisa, los requisitos para la celebración de competiciones deportivas, tanto oficiales como no oficiales, atendiendo al importante incremento que han experimentado en los últimos años.

El nuevo texto moderniza lo relativo al deporte federado, mejorando todos los procedimientos, para generar más oportunidades de práctica deportiva, reforzando la labor de las federaciones. Se introducen medidas para lograr una gestión más dinámica de estas entidades, como la precisión de conceptos en cuanto a las funciones públicas delegadas y las propias o las posibilidades de regulación interna de la disciplina deportiva.

También se incluyen medidas generadoras de actividad y recursos para las federaciones deportivas, como la afiliación obligatoria de los clubes deportivos federados, la actividad deportiva popular, la expedición de licencias populares, la afiliación de las secciones deportivas, la implicación de los poderes públicos en el fomento del mecenazgo deportivo o la regulación de los derechos de explotación audiovisual de las competiciones.

La consejera de Cultura se felicitó porque la redacción de la ley ha contado con un amplio consenso entre los grupos parlamentarios y las aportaciones de todos los sectores, tanto públicos como privados. En este citó, entre otras, las federaciones, los clubes deportivos, los miembros consejos escolares de deporte y los colegios profesionales.

Destacó que, por primera vez, “se regula la práctica deportiva para la mejora de la salud pero también se fomenta un empleo más estable y protegido para los profesionales del deporte”. No en vano, la ley incorpora la figura del monitor deportivo, preparador físico, entrenador deportivo y director deportivo, además de reconocer a los árbitros y jueces y el voluntario deportivo.

En cuanto al deporte de alto rendimiento, se le dota de interés público para la Comunidad. También hay una regulación de los nuevos instrumentos para mejorar el parque de infraestructuras y así desarrollar correctamente la práctica física. Además, se incluyen nuevas medidas de buena gobernanza y código de buen gobierno de las entidades para que estén al servicio de sus asociados, con la tutela de la administración.

En definitiva, la Ley de la Actividad Físico-Deportiva de Castilla y León aprobada hoy por las Cortes busca reforzar e impulsar el proceso de modernización que el deporte y el ejercicio físico están experimentado en la Comunidad, desarrollando una regulación que garantice el acceso de todos los castellanos y leoneses a la actividad deportiva y al ejercicio físico en igualdad de condiciones y de oportunidades. Se persigue asimismo la mejora de la salud en condiciones de seguridad y que sirva como instrumento formativo, de transmisión de valores y de cohesión social.

Compártelo!

X