PPCyL
Breves

Fernández Mañueco: “En un lustro volveremos a cifras de pleno empleo”

Fernández Mañueco en el Foro de Economía y Empleo
  • El candidato afirma que “cada vez que España ha atravesado una crisis se ha llamado al Partido Popular para asentar las bases de la recuperación”
  • Situará el empleo como su gran prioridad, mejorando su calidad, estabilidad, seguridad y productividad y reduciendo su temporalidad
  • Acordará una Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación Laboral con una inversión de 800 millones
  • El presidente popular apuesta por dar prioridad a la integración laboral de las personas con discapacidad y en situación o riesgo de exclusión, con más recursos para los Centros Especiales de Empleo y las Empresas de Inserción
  • Impulsará una bajada del IRPF, mediante una reducción del tipo mínimo de la escala del impuesto y eliminará en la práctica la tributación de las sucesiones y donaciones entre familiares
  • Apoyará la aprobación un nuevo Plan de Crecimiento y Consolidación para Pymes, que tendrá como objetivo trabajar con más de 200 empresas y dotar el Fondo de Crecimiento hasta alcanzar los 200 millones de euros.
  • Garantiza la aprobación de un Plan de Reequilibrio Industrial, con el objetivo de crear 5.000 nuevos empleos en el entorno rural con la creación de un Fondo para crisis industriales con una dotación de 20 millones

El presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha manifestado hoy que “en un lustro volveremos a cifras de pleno empleo”. El candidato popular ha hecho esta afirmación en la presentación de un conjunto de medidas para potenciar el empleo y el crecimiento económico, en la clausura del Foro de Economía del Partido Popular, que ha tenido lugar en Valladolid.

    “El PP es el partido del empleo y del crecimiento económico. Cada vez que hemos atravesado una crisis se nos ha llamado para asentar las bases de la recuperación”, ha afirmado el candidato popular, quien ha recordado que “en esta legislatura se han generado en Castilla y León 70.000 nuevos empleos y hemos reducido la tasa de paro hasta casi la mitad, desde el 20,3% hasta el 11,2% (por debajo del 14,5% de la media española). Somos conscientes de que la recuperación no ha llegado todavía a todos y que muchas personas han quedado marcadas para siempre por las consecuencias de la crisis. Es el momento de decirles que no descansaremos y que la recuperación no será completa hasta que hayamos alcanzado los niveles que teníamos antes de la recesión”.

El líder popular ha señalado que el PP situará el empleo como su gran prioridad. “Queremos más empleo pero también mejor empleo. Mejorar su calidad, la estabilidad, la reducción de la temporalidad, la seguridad y la mejora de los niveles de productividad para propiciar mayores retribuciones.

Por eso, por convicción, tendremos que fortalecer el diálogo social como factor clave de estabilidad laboral, económica y social y seña de identidad de Castilla y León”, y ha añadido que en el ámbito del diálogo social se pretende acordar una nueva Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación Laboral para el periodo 2021-2025, con una inversión de, al menos, 800 millones.

Fernández Mañueco manifestó que “impulsaremos medidas para el empleo juvenil y la cultura emprendedora entre los jóvenes. Así mismo, fortaleceremos los instrumentos para favorecer el acceso al empleo a los mayores de 55 años y a los colectivos con más riesgo de exclusión social. Otorgaremos la máxima prioridad a la igualdad en el trabajo y al empleo para las mujeres. Desarrollaremos todas las previsiones contenidas en la Ley de Conciliación de la Vida Personal, Laboral y Familiar y Eliminación de la Brecha de Género, que pretendemos aprobar este mismo mes de marzo”.

También se comprometió, en los próximos años, a dar prioridad a la integración laboral de las personas con discapacidad y en situación o riesgo de exclusión, con más recursos, para los Centros Especiales de Empleo y las Empresas de Inserción. “Fomentaremos el empleo con apoyo para personas con discapacidad en empresas ordinarias, mediante una nueva línea de subvenciones. Potenciaremos las cooperativas, sociedades laborales y la economía social, reduciendo trámites administrativos y trabajaremos para ofrecer nuevas oportunidades a los autónomos. Castilla y León es tierra de autónomos y lo tiene que seguir siendo. Aprobaremos una nueva estrategia de emprendimiento, innovación y autónomos para el periodo 2021-2025 y se extenderá a nuevos autónomos la tarifa plana estatal, ampliando plazos y recursos. Vincularemos aún más la formación profesional al mundo laboral”.

 

En materia presupuestaria, se comprometió a la austeridad en el gasto, a reforzar la calidad de los servicios que prestamos, a incrementar las inversiones y a fortalecer el apoyo a los sectores productivos. Y todo ello, sobre la base de más crecimiento y mejor empleo. Además indicó que seguirá exigiendo la inmediata reforma del sistema de financiación autonómica, que ha fracasado.

La política tributaria, dijo el candidato, debe tener en cuenta la obtención de recursos para financiar servicios de calidad, pero también debe apoyar a las familias, las Pymes y los autónomos. Más impuestos no siempre es más recaudación. De hecho, las deducciones autonómicas en el IRPF convierten a las familias de Castilla y León en las que mejor trato fiscal tienen en toda España. La coordinación para la igualdad fiscal en España no debe hacerse por arriba, subiendo impuestos, sino por abajo, reduciendo impuestos.

En el marco de la coordinación normativa entre autonomías, y si se consolida el crecimiento económico, Fernández Mañueco se comprometió a  “impulsar una bajada del IRPF, mediante una reducción del tipo mínimo de la escala del impuesto. Así mismo, eliminaremos en la práctica la tributación de las sucesiones y donaciones entre familiares. Y bajaremos los tipos aplicables en las adquisiciones de bienes inmuebles por empresas generadoras de empleo, cuando tributen en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Además, mejoraremos las deducciones aplicadas por nacimiento de hijos y para familias numerosas, así como las que tengan relación con los jóvenes y el mundo rural”.

El candidato popular también dijo que hay que dar prioridad a mantener los grandes proyectos de multinacionales y el Sector Industrial ya implantado, con especial atención a la Automoción, que tiene un papel determinante en el nuevo escenario de reindustrialización y adaptación a la Industria 4.0.

“Apoyaremos al sector ante los nuevos retos y hacia una movilidad más sostenible con una nueva Estrategia de Vehículo de Energía Alternativa 2019-2023. Entre las medidas se incluirá ejecutar una red de carga rápida de vehículos eléctricos”, afirmó.

El líder popular apostó, además, por generar confianza en las multinacionales y se opuso a propuestas ideológicas que generan incertidumbre. “Impulsaremos, por otra parte, el crecimiento de las empresas de tamaño pequeño, tanto las de sectores tradicionales como las de nuevas actividades. Aprobaremos un nuevo Plan de Crecimiento y Consolidación para Pymes, que tendrá como objetivo trabajar con más de 200 empresas y dotar el Fondo de Crecimiento hasta alcanzar los 200 millones de euros”.

Asimismo, indicó que “impulsaremos la creación de empresas y ofertaremos a micropymes y autónomos, que se adhieran al plan, una financiación y subvención para la modernización de su actividad de 5.000 euros, para que se formen en nuevas tecnologías e innovación. Trabajaremos en la captación de inversiones en el exterior, a cuyo fin aprobaremos un Programa de Impulso a la Inversión Extranjera en Castilla y León”.

Para el Partido Popular de Castilla y León, es una prioridad el reequilibrio en el tejido industrial, apoyando la industria en el territorio rural. Se trabajará en diez nuevos planes territoriales de fomento en coordinación con las Diputaciones. Se aprobará un Plan de Reequilibrio Industrial, con el objetivo de crear 5.000 nuevos empleos en el entorno rural con la creación de un Fondo para crisis industriales con una dotación de 20 millones. Este captará inversiones en áreas rurales afectadas por la desindustrialización o deslocalización y un Fondo para planes territoriales que dispondrá de 50 millones de euros para proyectos. Se vinculará la actividad económica en el entorno rural, mediante la aprobación de tres programas de industrialización: Forestal, Agropecuaria y Minera.

“También aprobaremos una Ley de Economía Circular de Castilla y León para la puesta a disposición de las industrias de recursos que puedan reciclarse para favorecer la eficiencia del ciclo económico. Para crecer debemos ser más competitivos, reforzando las medidas para la innovación, el emprendimiento y la internacionalización. Aprobaremos un nuevo Plan de Transferencia Tecnológica de Castilla y León, con un sistema de gobernanza que incorpore a las Universidades Públicas y a las empresas, para vincular soluciones aplicadas a la industria en el ámbito de la formación y la investigación”, anunció Alfonso Fernández Mañuleco.

Es primordial promover el emprendimiento. El líder popular manifestó su confianza en la capacidad de las personas para tener iniciativas que beneficien al conjunto de la sociedad y se mostró favorable a apoyar estas iniciativas. Comenzará a funcionar una Plataforma de Nuevos Emprendedores Rurales, para facilitar un espacio gratuito durante los primeros 3 años de actividad y financiaremos hasta 6.000 euros.

“Pondremos en marcha un Programa de Adaptación de Empresas al Brexit, incluyendo la tutorización individualizada, la afección arancelaria y la diversificación de mercados. Crearemos un Fondo de Crecimiento para apoyar la salida al exterior, pensando especialmente en las Pymes. Y pondremos en marcha la figura del Tutor Individual para impulsar proyectos de internacionalización de empresas en crecimiento y un Máster de Internacionalización para empresarios”, indicó el presidente.

En cuanto al sector energético, se renovará la Estrategia de Eficiencia Energética hasta 2030 y se aprobará una Estrategia de Energías Renovables Térmicas 2030.

Según el candidato del PP, “nuestro objetivo es ayudar al comercio tradicional para que sea más competitivo. Para ello elaboraremos un Plan de Impulso de la Competitividad del Comercio Minorista en Castilla y León. Por último, desarrollaremos la Estrategia para la Artesanía del siglo XXI para impulsar productos con identidad cultural. Proyectaremos zonas de interés artesanal con promoción turística, formación de aprendices para favorecer el relevo generacional, el empleo joven y el medio rural y apoyaremos la formación, la innovación y la competitividad del sector”.

En definitiva, la propuesta en materia de crecimiento económico y creación de empleo es clara:

–   Una política económica basada en la estabilidad presupuestaria, en el respeto a la iniciativa privada, en el impulso a la competitividad empresarial, en el crecimiento y en el apoyo a pymes y autónomos.

–   También en el reequilibrio territorial en zonas rurales, en el refuerzo de la política financiera de emprendimiento y de internacionalización, en la generación de confianza hacia los inversores locales y exteriores, en la digitalización de las empresas y en la industrialización del territorio.

–   Todo ello para crear más empleo y de más calidad, llegando a los grupos con más dificultades y apostando por la formación, los autónomos y la economía social.

Estos objetivos no son sencillos pero para conseguirlos se cuenta con tres ventajas:

  • En primer lugar, una economía que crece en unas condiciones que nada tienen que ver con las de hace seis años.
  • En segundo lugar, una sociedad madura, que es capaz de plantearse desafíos ambiciosos y realizar los esfuerzos para conseguirlos.
  • Y en tercer lugar, la experiencia de saber lo que funciona y lo que no funciona; de conocer cuáles son las políticas que nos están sacando de la crisis y las que nos metieron en ella.

Por eso, sería un error creer que la recuperación es irreversible, que ya está todo conseguido y que podemos volver, como proponen algunos, a subir impuestos y a multiplicar el gasto y el déficit.

“El Partido Popular es garantía de crecimiento y empleo. Ofrecemos estabilidad, confianza y experiencia. Y lo queremos hacer con todos los castellanos y leoneses”, señaló Fernández Mañueco.

Aprovechando el Foro, el presidente popular también ha querido refrendar su compromiso con la caza ante la suspensión por parte del TSJ. “Una minoría animalista quiere imponer su modelo de sociedad a los castellanos y leoneses. En estos momentos de incertidumbre quiero alzar la voz en nombre de la mayoría silenciosa y decir desde el Partido Popular que no estamos de acuerdo con esta injusticia y que vamos a blindar la caza por ley”, concluyó.

Compártelo!

X